top of page
  • Foto del escritorLa Liga

Iris Pereyra, trayectoria de una luchadora por los derechos humanos

Iris Pereyra nació en 1940 en Entre Ríos y a sus once años se estableció en Buenos Aires donde inició su vida como trabajadora. En 1958 conoce a Floreal Avellaneda, delegado en la fábrica metalúrgica TENSA ―en el norte del Gran Buenos Aires, con quien compartió una vida de militancia en el Partido Comunista.

En abril de 1976 fue secuestrada junto a su hijo de 15 años, Floreal Avellaneda conocido como “El negrito”, militante de la Federación Juvenil Comunista, por el ejército argentino en el marco del genocidio perpetuado durante la última Dictadura Militar. Luego de ser sometidos a torturas de todo tipo en la comisaría de Villa Martelli y en el campo de concentración llamado “El Campito” (Campo de Mayo), fue trasladada a la cárcel de Olmos a disposición del Poder Ejecutivo Nacional (PEN), y paseada por varias cárceles que la dictadura utilizaba para disciplinar, torturar y asesinar, durante casi un año.

En el transcurso de su tortura su hijo Floreal fue asesinado. Tenía 15 años y fue la víctima más joven de los vuelos de la muerte. Su cuerpo apareció en la costa uruguaya el 14 de mayo de 1976. ​El Ejército uruguayo (que en esos años gobernaba dictatorialmente sobre la República Oriental del Uruguay) por pedido de la dictadura cívico-militar argentina, hizo desaparecer el cadáver de Floreal Avellaneda.

La lucha de Iris ha sido incasable en la búsqueda de Verdad, Justicia y Reparación por las víctimas de la última Dictadura desde ese momento. Junto a sus compañeros de militancia recorrieron comisarías, jefaturas militares y despachos judiciales. El abogado Julio Viaggio, dirigente en ese momento de la Liga Argentina por los Derechos del Humanos, logró que se ordenara la identificación del cadáver de Floreal en mayo de 1976.

En 1985 Iris testimonió en el juicio a las juntas militares, en la denomida causa 13 donde los testigos, familiares y sobrevivientes fueron el principal sostén y la columna vertebral del proceso judicial.

Años despues la causa del Negrito llego a juicio oral, siendo la primera del Megaproceso sobre los crímenes cometidos en jurisdicción de Campo de Mayo. La querella de la familia estuvo representada por el abogado Jorge Brioso, de la agrupación ¡Justicia Ya! por Liliana Mazea, y Guadalupe Godoy y Carlos Zamorano en representación del Partido Comunista al que pertenecían las víctimas, y fue la primera vez que un partido político actúa como querellante en un juicio de estas características. La Liga Argentina por los Derechos Humanos y ¡Justicia Ya! iniciaron una campaña previa al juicio bajo la consigna “A la calle que ya es hora de justicia”.

En el año 2009 Santiago Riveros, ex comandante de Institutos Militares, fue condenado a prisión perpetua. Además resultaron condenados los generales Fernando Verplaetsen (25 años de prisión) y Osvaldo García (18 años); Harcich y Cesar Fragni, (8 años) y el comisario Alberto Aneto (14 años).

La querella que representaba a los familiares de Floreal apeló este fallo y logró en 2012 que Harcich y Fragni resultaran condenados a 12 años.

Al año siguiente, las defensas de estos dos imputados apelaron esta nueva condena y el caso llegó a la Corte Suprema, donde se aguarda desde entonces que se deje en firme.

Mientras tanto, Harcich y Fragni, cuya participación en el secuestro de Floreal quedó probada, siguen en libertad a la espera que el máximo tribunal confirme sus sentencias.

Los legajos citados en esta nota fueron parte del valioso informe documental que la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) presentó durante el juicio. La importancia del material del archivo fue reconocida tanto en la sentencia de primera instancia como por la Casación.

La historia de la lucha de Iris y el Negrito se remonta a la historia de la familia Avellaneda, la abuela de Floreal, Florilda Filguieras de Avellaneda fue cofundadora del PC en Vicente López y de la organización Socorro Rojo antecedente organizativo de la fundación de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre –hoy Liga Argentina de los Derechos Humanos (LADH)- allá por el año 1935.

Hoy, a los 82 años, Iris asume el cargo de presidenta de la LADH. Impulsó la creación de la Comisión de sobrevivientes, familiares y compañerxs de Campo de Mayo de quien también hoy ejerce la presidencia.

Producto de su lucha el 1° de marzo del 2021, el Presidente Alberto Fernández anunció la creación en el lugar de un espacio de memoria, como venían reclamando desde hace años desde la Comisión de sobrevivientes, familiares y compañerxs.

Iris además fue condecorada en el 2020 con el premio Azucena Villaflor y desde 2017 es ciudadana ilustre de Hurlingham.




bottom of page